Ultima modificación: 07 de diciembre de 2017

Casa museo La Chascona

Director o encargado

Fernando Saez

Correo electrónico

info@fundacionneruda.org

Herramientas web

Facebook

Twitter

Blog

Instagram

Youtube

Dirección

Fernando Márquez De La Plata 0192

Región Metropolitana de Santiago / Providencia

Teléfono

+56227778741

Valor entrada

7000

2500

2500

7000

7000

2500

7000

7000

Valor entrada preferencial para adultos es sólo para chilenos mayores de 60 años. no aplica a extranjeros

Horario de visita

Marzo a Diciembre: Martes a domingo 10-18 hrs.

Enero y Febrero: Martes a domingo de 10-19 hrs.

Fechas de cierre

1 de enero - 1 de mayo - 18 y 19 de septiembre - 25 de diciembre

Características

Misión

El objetivo de la Fundación Pablo Neruda, ha sido difundir y preservar el legado poético, artístico y humanista del poeta, proponiéndose cultivar y propagar el arte y las letras, así como procurar que todo tipo de público pueda aproximarse y conocer el legado de nuestro Premio Nobel.

Reseña histórica

Pablo Neruda empezó a construir en 1953 una casa en Santiago, para Matilde Urrutia, su amor secreto de entonces. En su honor la bautizó “La Chascona”, que era el apodo que él le daba a ella por su abundante cabellera rojiza.

La construcción fue encomendada al arquitecto catalán Germán Rodríguez Arias. Cuando éste vio el terreno tan empinado vaticinó que los habitantes de la casa estarían condenados a vivir subiendo y bajando escaleras. Proyectó la vivienda orientada hacia el sol, lo que significaba vista a la ciudad. Pero Neruda quería vista a la cordillera, así es que dio vuelta la casa en el plano. No fue ésta la única intervención del poeta. Germán Rodríguez tuvo que reconocer que la casa terminó siendo una creación más de Neruda que de él.

 “La Chascona” tuvo su muerte y su resurrección. El 23 de septiembre de 1973, días después del golpe militar que derrocó al Presidente Salvador Allende, Neruda muere en la Clínica Santa María de Santiago. “La Chascona” había sido objeto de actos de vandalismo. La acequia que tanto amó el poeta fue obstruida con lo cual se inundó la casa y hubo que tender tablones sobre el barro para trasladar sus restos, ya que Matilde Urrutia insistió en que fuera velado allí.

Matilde se esmeró en reparar los daños de la casa que había construido junto a Neruda, y siguió viviendo en ella hasta su muerte en 1985. Así “La Chascona” fue renaciendo y actualmente es una casa museo destinada a difundir la vida del poeta al posibilitar el acceso a los ambientes íntimos en los que vivió y creó. Abrió sus puertas como museo, el año 1986, comenzando con vistas personalizadas. 

En “La Chascona” se conservan entre otras colecciones, una interesante pinacoteca, con obras de pintores chilenos y extranjeros de todos los tiempos. También hay una colección de tallas africanas en madera y otra de muebles y objetos del diseñador Piero Fornasetti. Desde luego están también, los ambientes de Neruda, como su comedor, con la vajilla y cuchillería originale